domingo, 6 de noviembre de 2016

El Gran Cuervo


EL GRAZNIDO


Silba la brisa, pero las hojas no se mueven;
están los árboles tan vivos como las grises
paredes de la casa donde habita el gran cuervo.
Allí donde se lucha por la vida huele a muerte.

¿Es que no la hueles? Yo sí la huelo, ¿por qué, por qué?
Yo, el de las dotes premonitorias, me preparan:
extienden su aroma, reproducen sus graznidos,
cuyos ecos resuenan en otras cuencas, otros
riscos tan distantes y cercanos, semejantes
aunque no idénticos, nunca idénticos al mío.

Yo, el de las dotes premonitorias: sé, lo sé:
aún no lo escucharé, pero se acerca y jamás
estaré preparado, porque siento sus pasos,
pero… ¿cuándo el silencio tras el último de ellos;
cuándo su quebranto por el graznido final?

Sé que no sabré cómo sentirme, qué pensar.
¿Acaso hará falta pensar algo? Me horrorizan
estas paredes grises de la casa del cuervo.
¿Llorará mi tortuga cuando yo oiga el graznido?
¿Se enterará siquiera? Tú no lo entiendes, ¡déjame!
Me quema el brazo, siento dolores en el pie:
mala postura, un hongo, un calambre muscular…
Tú ahora lo ignoras, pero ya llorarás, ¡déjame!

Yo, el de las dotes premonitorias: ¿guardo fe?
Cuando no me consuela creer en otra vida,
al oír el graznido estallarán mis creencias
como metralla de una convicción no  alcanzada
en plenitud, insuficiente. No sé qué fe
podría abrazar que no estallara cuando sienta,
con ojos vendados, retumbar el aleteo
por las cimas colindantes, esparciendo su eco:
gris aroma que preconiza un negro ancestral.
Yo, el de las dotes premonitorias: ya no lo huelo.



46. El Graznido
Desgarro - V. El Fin
Pedro M. Cepedal Flores

ceccoli-nicoletta-bird-cage-cuervo-graznido
'Bird Cage', N. Ceccoli

2 comentarios:

  1. Independientemente de la carga simbólica, que la tiene, solo sé que Poe se sentiría muy cómodo dentro de este poema.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace mucho tiempo que leí los cuentos y poemas de terror de Poe, que son mucho más románticos que este poema, que como bien dices, se encauza por el simbolismo en el que me siento cómodo. Los cuervos son animales fantásticos que me suscitan muchas posibilidades poéticas, son un hermoso misterio.

      Un saludo, Cayetano.

      Eliminar