domingo, 4 de septiembre de 2016

Demigod


DEMIGOD


Cuando vuelvo a sentir la euforia
tronando en los bajos de mi cuerpo
y el torbellino de mi mente
se filtra por un embudo hacia
ti, todo lo demás se derrumba.

Tengo miedo otra vez, otra vez:
la muerte, la enfermedad se expanden
ante mis pasos, tengo miedo.
Soy el Demigod de destrucción
y tú no me adoras. Adórame.

Soy el torbellino, tú el epicentro.
Necesito que te flageles
por mí y te dejes envolver;
déjate arrastrar, no quieras ver
más allá de mi destello. Adórame.

Porque tengo miedo otra vez:
pierdo fuerza destruyendo gente
y no puedo arrancar tus raíces
y elevarte, difuminándonos
en el vapor. Porque no me adoras.

Adórame, antes de que la calma
regrese y me disuelva en su tedio.
Adórame con tus raíces
enmarañadas en mis vientos.
Porque tengo miedo otra vez…


28. Demigod
Desgarro - III. El Monstruo
Pedro M. Cepedal Flores

olbinski-midsummer-marriage
'Midsummer Marriage', R. Olbinski

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias por tu apoyo y tus palabras, Anna. Es un honor para mí contar contigo.

      Eliminar
  2. Buena suerte en esta nueva andadura, con este poema que tiene esos leves toques de arrebato romántico.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Cayetano, estoy encantado de tenerte por aquí. Espero que disfrutes de este blog tanto o más que con el otro.

      Eliminar