miércoles, 7 de septiembre de 2016

Corrientes destructivas


AUTODESTRUCCIÓN


Tiemblan los cimientos de piedra
cuando chocamos nuestras corrientes;
ácido corrosivo es la ropa
sobre nuestras pieles enfermas.

Los labios sangran enloquecidos,
los dientes manchados se excitan;
devoramos nutrientes impíos,
destruimos farolas rivales.

La gente repudia nuestra estela:
en nuestra estela se evaporan.
Sangrarán las pieles enfermas
agonizantes bajo las ropas.


 
El Beso (1895), E. Munch



DESCARGA


Donde ahora eres la electricidad,
mañana serás la tierra absorbente;
pero esta noche, la noche intermedia,
tu descarga convulsionará
irreversiblemente mis órganos.




39. Autodestrucción
40. Descarga
Desgarro - IV. El Amor
Pedro M. Cepedal Flores

No hay comentarios:

Publicar un comentario